Bleomicina 15 mg Polvo para Solución Inyectable PERULAB

Bleomicina 15 mg Polvo para Solución Inyectable es un fármaco cuya forma farmacéutica es como Inyectable con la finalidad de una mejor asimilación en el cuerpo. Tal medicamento esta certificado por la DIGEMID. El numero de registro sanitario en la república de Perú es el EG6325. Bleomicina 15 mg Polvo para Solución Inyectable es fabricado por los laboratorios PERULAB.

Bleomicina 15 mg Polvo para Solución Inyectable – PERULAB

/ Descripción
Nombre Bleomicina
Concentración 15 mg
Forma farmacéutica Polvo para Solución Inyectable
Forma f. Simplificada Inyectable
Presentación Caja vial
Fracciones 10
Registro sanitario EG6325
Laboratorio PERULAB

Prevenir la automedicación

Evite la automedicación, si quiere ingerir/usar este fármaco (Bleomicina 15 mg Polvo para Solución Inyectable) le proponemos consultar a un profesional de la salud colegiado.

¿Qué es la automedicación?


La automedicación es la empleo de fármacos por idea particular sin ninguna participación por parte del médico (ni en el diagnóstico de el trastorno, ni en la receta o supervisión del tratamiento).

La automedicación responsable puede ser provechoso si se destina para tratar síntomas minúsculos como el malestar, la calentura, la acidez de estómago, el resfriado, etc y durante un tiempo establecido. Existen medicamentos que no exige receta médica y que se pueden conseguir en la farmacia.

Aun así, que un fármacos no requiera receta médica para su dispensación, no quiere decir que sea inofensivo y no pueda convertirse en perjudicial en determinadas situaciones ya que no deja de ser un fármacos. Por ende ante la incertidumbre se debe inquirir al médico.

Qué son los medicamentos y para qué son utiles


Los fármacos son compuestos químicos que se utilizan para tratar, paralizar o presentir padecimientos; para aminorar síntomas; o para ayudar a diagnosticar algunas males. Los progresos en los medicamentos han hecho posible que lo fármacos sanen abundantes padecimientos y salven cuantiosas vidas.

En el mundo actual, se alcanzan fármacos de una amplia heterogeneidad de fuentes. Muchos fármacos se desarrollaron a partir de compuestos de la naturaleza, e, incluso actualmente, se siguen obteniendo de las plantas.

Ciertos fármacos se producen en laboratorios, combinando sustancias químicas. Otros, como la penicilina, son subproductos fabricados por microorganismos como los hongos. Y unos cuantos de ellos se obtienen por medio de la ingeniería biológica, introduciendo genes en microorganismos, que se encargan de producir la sustancia deseada.

Más fármacos en Inyectable