Sulfato Ferroso 75 mg/5 mL Jarabe MEDIFARMA

Sulfato Ferroso 75 mg/5 mL Jarabe es un fármaco cuya forma farmacéutica es en Solucion con la finalidad de una mejor asimilación en el organismo. Tal fármaco esta admitido por la DIGEMID. El identificador de registro sanitario en el estado de Perú es NG3537. Sulfato Ferroso 75 mg/5 mL Jarabe es elaborado por los laboratorios MEDIFARMA.

Sulfato Ferroso 75 mg/5 mL Jarabe – MEDIFARMA

/ Descripción
Nombre Sulfato Ferroso
Concentración 75 mg/5 mL
Forma farmacéutica Jarabe
Forma f. Simplificada Solucion
Presentación Frasco x 200 mL + Accesorio
Fracciones 6
Registro sanitario NG3537
Laboratorio MEDIFARMA

Impedir la automedicación

Trate la automedicación, si desea ingerir/usar este medicamento (Sulfato Ferroso 75 mg/5 mL Jarabe) le proponemos consultar a un medico colegiado.

¿Qué es la automedicación?


La automedicación es la empleo de fármacos por idea particular sin ninguna control por parte del médico (ni en el diagnóstico de la afección, ni en la receta o revisión del tratamiento).

La automedicación responsable puede ser aprovechable si se emplear para tratar síntomas minúsculos como el malestar, la temperatura, la acidez de estómago, el resfriado, etc y durante un tiempo acotado. Existen medicamentos que no necesitan receta médica y que se pueden conseguir en la botica.

Aun así, que un medicamentos no requiera receta médica para su dispensación, no quiere decir que sea inofensivo y no pueda resultar pernicioso en determinadas situaciones ya que no deja de ser un medicamentos. Por ende ante la indecisión se debe inquirir al médico.

Qué son los fármacos y para qué son utiles


Los fármacos son compuestos químicos que se usan para tratar, suspender o evitar dolor; para mitigar síntomas; o para ayudar a diagnosticar algunas enfermedades. Los progresos en los fármacos han logrado posible que lo medicamentos curen cuantiosas males y salven muchas vidas.

En la actualidad, se consiguen medicamentos de una amplia variedad de fuentes. cuantiosos fármacos se desarrollaron a partir de sustancias naturales, e, incluso hoy en día, se siguen adquiriendo de las plantas.

Algunos fármacos se fabrican en laboratorios, combinando una serie desustancias químicas. Otros, como la penicilina, son subproductos fabricados por microorganismos como los hongos. Y unos pocos se obtienen a través de la ingeniería biológica, introduciendo genes en bacterias, que se encargan de fabricar la sustancia deseada.

Ver más medicamentos en Solucion